18 de nov. 2012

Carta abierta a un amigo español / Carta oberta a un amic espanyol

Durante todo este periodo temporal que se inicia con la multitudinaria manifestación del día 11 de septiembre de 2012 en Barcelona hasta ahora me ha permitido ver reacciones diferentes de mis amigos españoles. Reacciones me que han llevado a pensar sobre la fortaleza y la precariedad de la amistad entre personas de sitios y pensamientos distintos. Por este motivo decidí mandar esta carta a uno de ellos y que hoy hago pública como carta abierta con su permiso.

Durant tot aquest període temporal que s’inicia amb la multitudinària manifestació del dia 11 de setembre de 2012 a Barcelona fins ara m’ha permès veure reaccions diferents dels meus amics espanyols. Reaccions que han portat a pensar sobre la fortalesa i la precarietat de l’amistat entre persones de diferents llocs i pensaments. Per aquest motiu vaig decidir enviar aquesta carta a un d’ells i que avui faig pública com a carta oberta amb el seu permís.


Estimado amigo,

Me alegré mucho más de lo que te puedes imaginar recibir tu llamada porque tu silencio se me hacía difícil de entender. Tú me diste unas explicaciones y yo las acepto de buen grado.

En nuestra conversación interrumpida por la llegada de unas personas a tu casa me dijiste algo que me ha hecho pensar sobre la manipulación interesada de lo que está sucediendo aquí, en Catalunya. Esa imagen de que estamos al borde de una guerra civil y que nadamos en la corrupción. Y no hay nada más falso, indecente, mal intencionado e injusto que se puede decir de la realidad actual catalana. Aquí no hay ni por asomo una guerra civil, no está ni lejos ni cerca, no existe, a pesar de lo que ese unitarismo rampante quiere presentar. Y la corrupción se lleva a los tribunales sin más y no se intoxica con la prensa.

Lo que hay es un intento reiterado por parte de los que defienden una España única, igual e indivisible de romper la convivencia en Catalunya siguiendo los caminos marcadazos por el ambicioso y sin escrúpulos Aznar que sin ninguna pizca de rubor impartió la doctrina que lo que se tiene que aplicar en Catalunya para terminar el deseo de los catalanes de decidir sobre nuestro futuro.

Escucha tú mismo esas palabras que llaman a destruir la sociedad catalana y de ese modo salvar la unidad de España. Escúchalo de su propia voz y haz tu propia interpretación:

http://www.elperiodico.cat/ca/videos/politica/les-paraules-daznar-sobre-independencia-catalunya/2080731.shtml

¿Y porque me remito a esas declaraciones? Pues porque ha indicado el camino ha seguir: destruyámoslos y se termina el problema. ¿Cómo? Pues bien fácil. Provoca la ruptura de la sociedad catalana, de su cultura y de sus tradiciones y si no quieren eso deben mantenerse unidos a España.

Es una autentica indecencia que se lleva a cabo de forma reiterada una y otra vez por la cara “amable” del unitarismo del partido popular, el lerrouxismo de Ciudadanos o los planteamientos xenófobos de Plataforma per Catalunya.

Esta mañana escuchaba el video de campaña del PP sobre los apellidos de los catalanes diciendo que vamos a obligar a cambiar todos aquellos apellidos que no sean suficientemente catalanes. Que barbaridad.

¿Mis hijos van a tener que cambiar el apellido de su madre? ¿Tendrán que pasar de Rueda a Roda? ¿Mercè tendrá que cambiar su apellido? ¿Mis cuñadas deberán catalanizar su apellido Márquez? ¿Y mi sobrino dejara de llamarse Rojo? ¿Dejará de ser el bisnieto del general Rojo?

Tanta indecencia solo va provocando que con cada bofetada unos cuantos mas de catalanes se sumen al deseo de decidir sobre nuestro futuro. De separarse de esa España que nos vapulea.

Esa estrategia explicitada por Aznar, con la aquiescencia callada de los socialistas y de los progres españoles ya lo denuncié en mi articulo Aznar, Gil Robles y Catalunya. Un artículo que puedes ver en

http://jordicolomines.blogspot.com.es/2012/10/aznar-gil-robles-i-catalunya.html

O si te apetece mas en francés en

http://nationcatalane.blogspot.com/2012/11/aznar-gil-robles-et-lacatalogne.html

Comentaba el otro día en el despacho donde hay pluralidad de ideas que lo que es más relevante de todo lo que esta sucediendo es que la sociedad catalana no esta crispada, no responde los insultos con insultos. Lo que está esta sociedad es expectante, sin saber que va a suceder y convencida de que vamos a conseguir decidir, que nada ya será como antes acabe como acabe.

La manifestación del pasado Once de septiembre donde una multitud de persones invadió las calles de Barcelona no hubo ni un solo conato de violencia, porque y puedes estar seguro de que si la hubiese habido los periódicos y las televisiones al servicio de la unidad de España (El País, El Mundo, La Razón, ABC, TVE, Tele cinco, Antena 3, Intereconomia entre otras) lo hubiesen explotado hasta la saciedad esa noticia. Y no lo pudieron hacer porque no existió. ¿Tú te puedes imaginar a miles de personas sin que nadie grite contra España? Pues hazlo porque fue así. A mí me sorprendió y me emocionó ver como se planteaba de forma pacífica un deseo. Lo expliqué en mi artículo Onze de setembre de 2012, la seducción.

http://jordicolomines.blogspot.com.es/2012/09/onze-de-setembre-de-2012-la-seduccio.html

Y lo hice porque sentí la necesidad de explicar algo que me impacto profundamente.

Ya nos advirtió Miguel Bosé, el cantante, que debíamos saber que en nuestro camino estaríamos solos. Y estamos solos. Pero en nuestra soledad esperábamos encontrar demócratas y no personas envueltas en la roja y gualda que niegan la realidad, mienten sin rubor y levantan muros cada día más altos. No espero que lo entiendas, pero si aspiro a que me respetes. Y no digo que no lo hagas.

Preguntaba a esos demócratas españoles donde estaban y también lo hice en otro artículo que también puedes ver en

http://jordicolomines.blogspot.com.es/2012/10/i-els-democrates-espanyols-on-son-y-los.html

Y se lo preguntaba en castellano para que me no tuviesen dificultad en entenderme y todavía no he obtenido respuesta. Tampoco la espero. Aprendí ya bajo el franquismo que lo que uno quiere debe intentar conseguirlo por si mismo y al lado de los que quieren lo mismo.

Hoy, en ese momento trascendental de la historia de este pequeño país que es Catalunya, he decidido decir basta. Y como yo mucha gente mas. ¿Cuánta? Las elecciones del 25 de noviembre nos van a decir cuantas y saldremos de dudas. Porque no todas las persones que nos manifestamos el día Once por Barcelona lo hicimos por el mismo objetivo. Unos lo hicimos para conseguir ser un nuevo estado de Europa, fraternalmente unido a España. Pero yo en mi casa y los españoles en la suya. Y otros salieron para decir basta. Solo eso: basta. ¿Cuántos había de unos y cuantos de los otros? Quien lo sabe. Para eso se hacen las elecciones. Para saber cuantos.

Cuanta indecencia decir que vamos a las elecciones para esconder nuestros fracaso. ¿Acaso se han olvidado que vosotros los gallegos habéis ido a votar antes de tiempo? ¿Y los vascos? También. ¿Además de tratar a la gente de memos que más hay? Indecencia y falta de valores democráticos.

A nadie se le pide que comparta nuestros deseos, pero si que respete uno de los derechos fundamentales del hombre, el de poder expresarse libremente. ¿A caso somos esclavos sin derechos?

Podría seguir y seguir dándote razones, pero no quiero. Estoy cansado de predicar en el árido desierto de esa España que no escucha.

El catalanismo, ese movimiento ciudadano surgido de la sociedad civil contrapuesto al nacionalismo sectario español, ha intentado durante más de ciento cincuenta años encajar Catalunya en España y ha fracaso rotundamente. Lo ha hecho con planteamientos federales, regeneracionistas, autonomistas y todos ellos han fracaso de una forma estrepitosa. La historia del catalanismo de integrarse de una forma singular en España es la historia del fracaso. Y el último intento lo estamos viviendo ahora.

Es precisamente esto lo que sienten las personas que viven en Catalunya y de forma más brutal en los que tienen sus orígenes en otras partes del estado español. Contra ellos van dirigidos los ataques mas feroces. Mírate esto páginas de Internet y veras porque te lo digo. Solo una pequeña muestra de lo que se oye y que lleva a más y más gente a pensar que no encajamos en España.

http://www.alertadigital.com/2012/09/12/la-flaca-memoria-de-los-malnacidos-charnegos-separatistas/

http://www.minutodigital.com/2012/09/11/los-charnegos-separatistas-celebraran-hoy-la-diada-mas-antiespanola-que-nunca/

http://www.elmundo.es/elmundo/2012/09/26/espana/1348671708.html

http://sociedad.e-noticies.es/hablame-en-catalan-charnego-de-mierda-38568.html

Ataques que crean reacciones como estas

http://escritormalogrado.blogspot.com.es/2012/04/10-quienes-somos-nosotros-los-charnegos.html

http://www.youtube.com/watch?v=CdGPS5aPn7w

http://www.extremaduraprogresista.com/index.php?option=com_content&view=article&id=15394:una-extremena-en-catalunya-responde-a-fernandez-vara-qnos-hemos-integrado-y-si-no-le-gusta-que-le-den-morcillasq-deja-las-tonterias-para-otros-guillermo&catid=42:la-vara-de-medir&Itemid=61

Y cuando se oye que hay que españolizar a los niños catalanes que expresa ese infame ministro con el aplauso silencioso de esos progres que ahora dicen amar tanto a Catalunya, produce ira y la suma de los que se quieren ir de España sube.

Y eso también lo que dice alguien que se siente gallega como tú y catalana como yo.

http://www.facebook.com/1balco1estelada/notes#!/notes/1balc%C3%B31estelada/carta-duna-gallega-i-catalana/285485568230118

Amigo mío yo creo en la amistad y me duele ver como algunos amigos españoles han preferido anteponer la sacrosanta España a nuestra amistad. No lo entiendo. ¿Cuánta amistad había de verdad entonces? ¿Vale la pena pelear para conservar esa amistad? Creo que no.

Quiero poder decidir si quiero seguir formando parte de ese estado español o no. Y lo quiero poder hacer de acuerdo con los españoles, pero si continúan diciendo que ni hablar amparándose en esa Constitución que se modifica cuando la señora Merkel quiere no tendremos otro remedio que acudir a otra legalidad. La internacional que es tan legal como la española. Más difícil, cierto, pero posible.

El nuestro no será de ninguna manera un camino de rosas. Es un camino de espinas, pero no por ello vamos a dejar de pasar por ellas y lo vamos a hacer con las menos heridas posibles.

España nos ha humillado como pueblo y eso crea reacción. Una reacción que lentamente se ha ido haciendo hueco en los sentimientos de las personas. La reacción de decir basta. Pero es una reacción serena, sin acritud. Una actitud que se contrapone con la visceral reacción de los que defienden a ultranza la unidad española. Te lo decía antes y te lo vuelvo a repetir aquí no hay mas crispación que la que de una forma irresponsable practican esos que dicen que están reprimidos por los catalanes. Tú has estado en mi casa. Tú te has paseado por las calles de los pueblos catalanes. Tú has leído nuestros textos. ¿Tú has visto esa represión de la que hablan? No lo creo y si es así dime donde y cuando, te lo ruego.

La sentencia del Tribunal Constitucional sobre el Estatuto de Autonomía de 28 de junio de 2010

http://www.tribunalconstitucional.es/ES/JURISPRUDENCIA/Paginas/Sentencia.aspx?cod=16119

Fue sin ningún género de duda una humillación que no supieron ver el alcance que con ella habían provocado. Es el autismo de alguien que se cree que tiene el monopolio de todo. Hasta esa sentencia muchísimos catalanes se creían parte de ese estado en igualdad de condiciones, pero esa sentencia fue una bofetada difícil de soportar.

Y con esa sentencia pusieron en marcha un tren que marcha diciendo adiós a España.

Esa sentencia fue la primera estación de ese proceso. Un proceso que tuvo una segunda estación en la manifestación multitudinaria del 10 de julio de 2010. Esas imágenes te lo demuestran

https://www.google.es/search?q=manifestaci%C3%B3+10+juliol&hl=ca&prmd=imvns&tbm=isch&tbo=u&source=univ&sa=X&ei=8hieUKP_KqPS0QW8iIGICA&sqi=2&ved=0CCsQsAQ&biw=1024&bih=563

Y luego una tercera estación, la manifestación del Once de septiembre de 2012 que con más imágenes te lo enseño


Entre una manifestación y otra dos años transcurrieron donde tuvimos que oír que nos mantenían, que éramos unos egoístas insolidarios, puros chorizos y otros oprobios por el estilo.

La cuarta estación de ese recorrido ya esta planteada. Las elecciones del 25 de noviembre de 2012.

¿Cuál es la quinta? Veremos.

He intentado explicarte todo aquello que me pasa por dentro. Como lo hacíamos antaño. Como amigos que somos y que deseo fervorosamente conservar.

Un abrazo muy fuerte.

Jordi



2 comentaris:

barleby ha dit...

Respeto lo que dice su "Carta a un amigo español" sobre todo por no caer en el insulto fácil y el tono cordial de la misma. Mi enhorabuena por ello.

No puedo discutirle la certeza de lo que dice sobre lo pacífico de la convivencia que menciona, pues no vivo en su tierra (vivo a caballo entre Madrid e Ibiza). Desconozco su edad, por eso hay cosas que a mí particularmente me chirrían de lo que se generaliza sobre los "españoles", "castellanos" o más concretamente los madrileños. Yo tengo 35 años. Haga la cuenta y verá que nací cuando Franco ya había muerto. No tengo parientes directos catalanes, no tengo casa en Catalunya, pero un buen día, por la curiosidad de conocer los idiomas del país, me apunte en la escuela de idiomas para aprender catalán (simplemente porque me gusta su lengua). A lo que voy, la parte que me chirría es cuando desde Catalauña algunos mencionan lo de "España nos humilla" o "España no nos quiere". Cosas de ese estilo. No niego que algunos españoles lo hayan hecho, pero YO y mi entorno no nos sentimos identificados con eso. No puedo hacerme responsable por el trato que han recibido antes de nacer yo o por un partido político al que yo no he votado. Como no puedo sentirme responsable de lo que hizo Cristobal Colón en la conquista de América. Creo, y lo digo sin ánimo de polémica y con honestidad, que desde Catalunya se identifica España sólo con la parte de la pandereta y la parte más rancia de los restos del franquismo, cuando (como dice el refrán) "Ancha es Castilla". Yo y más gente de España no nos sentimos identificados con eso y somos partidarios de que Cataluña vote o defienda lo que quiera en las urnas.

A mí me encantaría encontrar una solución intermedia a la independencia, que sería arreglar los problemas existentes.
Quiero comunicarle que, gracias a Dios, en Madrid hay mucha gente que opina como yo, partidaria de su referendum y, sobre todo aclarar a algunos catalanes que NO estamos cómodos con el gobierno del PP, ni con la corrupción que se vive en País, ni la malversación del dinero que ha habido, ni todas las cosas que están pasando. Los españoles "de calle" honrados a los que sólo nos interesa trabajar y estar con nuestras familias estamos hartos de la Corrupción y sólo queremos que el País progrese y prospere. Creo que en Catalunya su deseo es común.

Sin más, les deseo lo mejor sea lo que sea lo que depara el futuro y siempre que sea en ausencia de violencia.
Un saludo de corazón de parte de un ciudadano medio Madrileño medio Eivissenc.

Jordi Colomines Companys ha dit...

Gracias por su comentario. Como habrá comprobado siento profunda estima por los amigos y respeto por los adversarios que opinan de forma distinta a la mía y que expresan sus opiniones de forma correcta.

Catalunya, como España, son sus ciudadanos y son estos los que quieren decidir en Catalunya. El resultado de la relación de futuro está por ver, todo dependerá de las propuestas que se hagan.